Actualidad los autos están equipados con sistemas de frenos antibloqueo y por lo menos dos bolsas de aire, lo que puede salvar la vida en caso de algún percance.

Sin embargo, para que los sistemas de seguridad del vehículo funcionen adecuadamente es necesario que el conductor se encuentre sentado en la posición de manejo correcta para que los sistemas funcionen adecuadamente y se eviten lesiones.

Para un manejo adecuado y seguro se deben considerar factores como:

  • Visibilidad
  • Aplicación adecuada de volante y pedales
  • Comodidad

Existen algunos parámetros a considerar que te permitiran encontrar de manera sencilla la posición de manejo más cómoda y segura para que en caso de colisión todos los sistemas de seguridad se activen correctamente y evites lesiones.

Para encontrar la posición ideal

Volante

  • El volante debe quedar siempre al alcance del conductor sin que este tenga los brazos completamente extendidos, es decir, colocando las manos en posición 9 y 3 los codos deben tener una flexión de aproximadamente 120° y el torso debe estar a aproximadamente 25 centímetros del mismo. Esto es así porque en un impacto, los codos actúan como amortiguadores naturales para evitar lesiones a los brazos y muñecas.
  • Otra buena fórmula para encontrar la posición adecuada es estirando el brazo lo más posible y asegurándose de que la muñeca quede por encima de la parte superior del volante y con esto también nos aseguraremos de que la bolsa de aire apunte al torso y no a la cara, evitando lesiones por quemadura si esta última se despliega.
  • También debe haber una distancia razonable entre el volante y el torso, en autos equipados con bolsas de aire frontales, sentarse demasiado cerca del volante pueden ocasionar que la explosión de la bolsa de aire lastime al conductor en lugar de detenerlo y mantenerlo seguro.



Asiento

  • Todos los asientos en la actualidad se ajustan al menos en recorrido; debemos colocarlo de forma tal que podamos pisar el freno o embrague a fondo sin que la pierna quede totalmente extendida, la rodilla debe tener una flexión de aproximadamente 120°. Esto es por la misma razón por la que nuestros codos deben estar flexionados, las rodillas actúan como amortiguadores y eviten torceduras y esguinces en los tobillos.
  • En aquellos autos que también pueden ajustar la altura del asiento, debemos procurar que exista, al menos, un puño de distancia entre nuestra cabeza y el techo para que en una volcadura no exista el riesgo de que la cabeza impacte con el techo y pueda causar daños en el cuello.

 

Respaldo

La moda de manejar con el respaldo reclinado porque a algunos les parece más cómodo no es la más segura debido a que esto limita nuestra visibilidad hacia el exterior haciendo difícil que veamos objetos pequeños, niños o animales, por ejemplo. Aunque no sea muy conocido, el asiento es parte de los sistemas de seguridad porque protege la espalda y si este no está recto limita la protección que brinda.

Cabecera

En una colisión trasera, las cabeceras evitan que podamos lastimarnos el cuello con el conocido “latigazo” y forman parte de los sistemas de retención del automóvil. Para que las cabeceras funcionen como deben, debemos colocarlas de forma en que la parte más alta de la cabeza no sobrepase la mitad de la cabecera. Esto es también aplicable para el copiloto y para los pasajeros traseros, en autos que tengan cabeceras en los asientos de atrás.

Cinturón

Quizá una de las recomendaciones más obvias. Todos los autos de la actualidad cuentan con cinturones delanteros de tres puntos y este debe quedar ligeramente por encima de la cadera y del hombro. Para mujeres embarazadas, el cinturón debe estar siempre debajo del vientre.

Posición de Manejo Segura

Fuente: Internet, wikiHow y Excélsior

Deja una Respuesta